“ELA soberano” equivale a la independencia

Por: Lcdo. José Cabrera Costas

La libre asociación es una fórmula de descolonización válida y reconocida internacionalmente.  No existe problema alguno con que un elector puertorriqueño vote por dicha fórmula consiente de sus implicaciones.  No obstante, debido a la desinformación promulgada en la discusión del estatus, es posible que un sector del electorado que desea preservar la unión permanente de Puerto Rico con Estados Unidos vote por la libre asociación, nombrada “ELA soberano” en la papeleta del plebiscito, pensando equivocadamente que con su voto apoya la continuación del actual estatus territorial y desconociendo las consecuencias de su voto.

La libre asociación es una formula de estatus que se establece mediante un tratado hecho entre dos naciones independientes.  Ésto porque sólo siendo independientes pueden contar con la soberanía necesaria para establecer dicho pacto.  En otras palabras, un pacto de libre asociación entre la nación A con la nación B sólo puede existir si ambas naciones son independientes.   Es por ello que la libre asociación se considera un tipo de independencia – hay que ser independiente para implementarla.

La libre asociación, junto a la independencia y la estadidad, es una de tres opciones de descolonización reconocidas por la Constitución de los Estados Unidos, las Naciones Unidas en su Resolución 1541 de 1960 y el derecho internacional.  Estados Unidos actualmente mantiene tratados de libre asociación con tres naciones independientes localizadas en el Océano Pacífico: la República de Palaos, los Estados Federados de Micronesia y la República de las Islas Marshall.

Como nos indica Richard Thornburgh, ex secretario de justicia federal y ex embajador de Estados Unidos a las Naciones Unidas, la libre asociación sólo puede ser implementada según el sistema constitucional americano entre dos naciones separadas y soberanas, no como parte de una unión política que provee beneficios asociados al estatus territorial, incluyendo la ciudadanía americana.  (Véase su libro Puerto Rico’s Future: A Time to Decide.)

En términos similares sobre la libre asociación recientemente comentó el ex gobernador Rafael Hernández Colón en una entrevista del periódico Caribbean Business:

The sovereign free associated state [ELA Soberano] is the same as independence, except that once independent, Puerto Rico would negotiate the terms of its relationship with the U.S. The fruit of this negotiation would create what would be called the sovereign free associated state. The U.S. doesn’t have to accept this. The U.S. doesn’t have to accept anything. In practical terms, this is like renouncing things we already have, and then ask for them in a future negotiation. It’s absurd. These negotiations imply an independent Puerto Rico, and the negotiations would be to set the conditions under which Puerto Rico is independent.

 Por otro lado, para que un tratado de libre asociación entre dos naciones no tenga vestigios de colonialismo, se requiere que cada nación pueda unilateralmente retirarse del pacto.  De existir un tratado de libre asociación entre Puerto Rico y Estados Unidos, cualquiera de las dos naciones podría en cualquier momento rechazar el pacto.  Puerto Rico quedaría entonces como una república totalmente independiente.

Sobre estas particularidades de la libre asociación nos comenta el ex embajador de Estados Unidos en Micronesia y ex director de la Oficina de Asuntos Territoriales del gobierno federal, Fred M. Zeder II, en una columna del Puerto Rico Herald:

[…] free association must be terminable at will by either party in order to establish that the relationship is consistent with separate sovereignty and the right of self-determination is preserved. This international standard, also recognized by the U.S., is based on the requirement that free association not be allowed to become merely a new form of internationally accepted colonialism.

Los proponentes de la libre asociación aseveran que ésta no equivale a la independencia porque si la libre asociación significara independencia se le llamaría de esa manera.  No obstante, sabemos que el nombre no establece el concepto.  Se le llame libre asociación, república asociada o soberanía, la libre asociación equivale a la independencia porque para que Puerto Rico establezca un tratado de libre asociación con Estados Unidos primero tiene que ser una nación independiente de Estados Unidos.  Es por eso que la papeleta plebiscitaria del 6 de noviembre declara que el ELA soberano “se basaría en una asociación política libre y voluntaria, cuyos términos específicos se acordarían entre Estados Unidos y Puerto Rico como naciones soberanas.”

Según expresado, es respetable que un elector vote por el “ELA soberano” si dicho elector esta conciente de que con su voto pide la independencia para Puerto Rico.  El suyo es un voto descolonizador.  Sin embargo, ciertos sectores políticos promueven un voto por el “ELA soberano” como si éste fuera una versión del inconstitucional y ficticio “ELA mejorado”.  Ahí yace el engaño.

El “ELA soberano” no implica la continuación del estatus territorial vigente sino la separación de Puerto Rico del entorno americano y su establecimiento como una república independiente y soberana.  Las palabras del ex gobernador Hernández Colón sobre esta confusión merecen consideración:

The people of Puerto Rico would never vote for independence. What’s happening now with the polls […] shows that people are confused about what the ballot says. If they understood what it said, they wouldn’t support the sovereign free associated state. A vote for ELA Soberano means we have to renounce our U.S. citizenship and our participation in federal funding programs so that later, we can negotiate to ask for these things back. There is no way that this option would get even 20% of the votes.

En el plebiscito del 6 de noviembre el electorado tendrá la opción de votar por la libre asociación bajo el nombre de “ELA soberano”.  Aunque una opción aparte a la independencia, la libre asociación, conceptualmente y en práctica, es un tipo de independencia ya que para implementarla se requiere que Puerto Rico se independice de Estados Unidos.

Por lo tanto, un voto por el “ELA soberano” equivale a un voto por la independencia.

* * *

NOTA: José Cabrera Costas (@JCabreraCostas) es abogado, notario público y propietario de Cabrera Costas Law Office. En el 2007 reactivó el Puerto Rico Statehood Students Association (PRSSA) y fue su Presidente Nacional hasta el 2009.  Luego lanzó el Proyecto Estrella para orientar sobre la estadidad de cara al plebiscito de estatus del 2012. Ha discutido sobre la estadidad en programas como The Stream de Al Jazeera America.

Advertisements

One thought on ““ELA soberano” equivale a la independencia

  1. Pingback: La relevancia del referendo escocés para Puerto Rico | Proyecto Estrella

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s